• El grupo Ribera programa un plan de actividades para acercar la Navidad a pacientes y usuarios de sus hospitales bajo el título “La Magia del Cuidado”
  • El hall principal y el Hospital de Día han sido los dos escenarios que se han llenado de música en directo durante la jornada de hoy
  • Atendiendo a las restricciones de acceso, han sido los propios profesionales los que se han ofrecido voluntarios para amenizar la estancia de los pacientes en estas fechas

Este año la Navidad es diferente para todo el mundo, también para los pacientes del Hospital Universitario del Vinalopó,  del grupo sanitario Ribera.

Las tradicionales visitas navideñas de bomberos, futbolistas y numerosas asociaciones que recorrían los pasillos del hospital para hacer la estancia un poco más alegre durante los días de Navidad se han sustituido por un programa de voluntariado corporativo que, bajo el título “La magia del cuidado”, los propios profesionales han sido los que han querido regalar a los pacientes y usuarios un día lleno de emoción.

Desde primera hora de la mañana, el hall principal ha contado con un piano de cola en el que Joan Estruch, médico residente del servicio de Nefrología, ha interpretado durante más de una hora numerosos temas clásicos y populares como Mama o We are the champions, de Queen, que han arrancado los aplausos de pacientes, familiares y profesionales.

Tras esta actuación, Javier Martí Chacón, auxiliar de enfermería del servicio de Urgencias, ha interpretado otro repertorio para los pacientes de Hospital de Día. Melodías como la BSO de Amelí o Candle in the wind, de Elthon John, han emocionado a personal sanitario y pacientes en tratamiento. “Gracias por este regalo. Hoy he estado mucho más relajado durante el tratamiento”, ha explicado uno de los pacientes que ha asistido al concierto.

Cabe recordar que el Hospital Universitario del Vinalopó ha mantenido durante todos estos meses los tratamientos, consultas y diagnósticos de pacientes oncológicos, de alto riesgo, que siempre han encontrado en el servicio de Oncología una respuesta a sus miedos y dudas.

En hospitalización, Toñi Moreno, responsable de Planificación, se ha ofrecido voluntaria para amenizar la estancia de los pacientes ingresados con un cuentacuentos. Respetando todas las medidas de seguridad y distancia, y con la colaboración del personal de enfermería, Toñi ha pasado por varias habitaciones relatando historias como “El sastrecillo valiente”, “Juan y las habichuelas mágicas o “El traje nuevo del emperador”.